Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Otros contenidos...
TAL CUAL por Carmela Sánchez

El maestro pirotécnico GORI: "El artista está “loco” porque sueña la vivencia que está creando. Yo mismo creaba mis propias aventuras en la pólvora".

"Hay que fomentar, hay que crear empresas que sean talleres, talleres en los que se vuelva a recuperar lo nuestro".
CARMELA SÁNCHEZ 2017-03-18
El maestro pirotécnico GORI
El maestro pirotécnico GORI
"Salir del humo después de quemar una mascletà y estar dentro del fuego, eso lo vive, el que lo hace, es intransferible"
El artista está "loco" porque sueña la vivencia que está creando.

Gregorio Juan, “Gori”, viuvalencia.com te quiere hacer un homenaje porque eres maestro de maestros pirotécnicos. Nos has hecho vibrar en todas tus mascletaes, hemos sentido como temblaba la tierra y eso no se olvida. Embobados hemos contemplado tus castillos de fuegos artificiales con una maravillosa paleta de colores y con el gran mérito que los has realizado artesanalmente.


Me encanta lo que comunicas: El artista está “loco” porque sueña la vivencia que está creando. Yo mismo creaba mis propias aventuras en la pólvora. Salir del humo después de quemar una mascletà y estar dentro del fuego, eso lo vive, el que lo hace, es intransferible”.

C.S. – Me gustaría empezar esta entrevista con la frase que siempre dedicabas al público al terminar las mascletaes: Esto es para València, para Mislata y para mi familia. ¡Cuánto significado encierra esta frase!

Gori – ¡Mucho! La familia es lo principal y la historia de la pólvora vino a través de mis padres, aquí presentes (señalándome el cuadro que está en un lugar principal de su estudio) que son los que me “metieron” en este mundo que yo totalmente no quería.

C.S. – ¿Qué no querías?

Gori – Yo, de pequeño quería ser restaurador, soy más negociante que fabricante, pero en aquella época mi padre estaba ilusionado en tener un pequeño taller artesanal en Mislata y visto lo visto, no tuve más remedio que acoplarme a las circunstancias. Y estando aquí me metí a fondo; me dediqué, con mis padres, a aprender y a trabajar este arte de la pólvora.

C.S. – ¿Y cómo se siente la pólvora?

Gori – La pólvora se siente de pequeño, con tres añitos iba con mis padres a Moncada, porque ellos trabajaban en el empresa Zamorano Caballer, Antonio Caballer Llorens. De pequeñín, estaba entre la pólvora, con los fabricantes, con los trabajadores, con las chicas y el Goriet aquí y el Goriet allá. Ese gusanillo entra de pequeño y tener desde siempre una actividad de papel, de tubos, de artesano... Mi padre me decía: Va, móntame el papelito o el tubo mientras tu madre prepara la cena; con eso se nace y es lo que te lleva a tener después unos sentimientos. El artista nace no se hace, pero si naces en un lugar, donde lo único que se mueve es esa clase de artilugios, al final terminas por aprender.

C.S. –. ¿Y disfrutas?

Gori – Y disfrutas muchísimo, tienes unas cargas emocionales impresionantes, tienes unos quebraderos de cabeza que no te puedes comunicar con nadie y unas responsabilidades atroces. Hoy mismo, estamos en un día en el que se ha suspendido la mascletà, esa ilusión de ese fabricante, de ese artista, con esa obra de arte terminada para plasmar en la plaza del Ayuntamiento para esos miles de espectadores, porque afortunadamente somos el sector que con menos cuantía aporta más público; somos un sector que lo nuestro gusta a todos y tanto que llenamos plaza. En realidad son seis o siete minutos de espectáculo para 20.000 0 30.000 personas o más. Ese hombre se habrá ido hoy con una desilusión impresionante porque le han comunicado que hoy no estaba el tiempo para montar nada, lo hará otro día: para la Virgen de los Desamparados o para el Corpus pero esa ilusión ya de momento le rompe el esquema. Me llevo bien con todo el mundo, y más con los compañeros, y me preocupa el estado psíquico en que se encuentran y les doy ánimo y digo: Nano ¿Cómo lo llevas? ¿Lo tienes todo a punto? Tranquilo que si llueve mala suerte, pero ya se hará, sino sé que vas a triunfar y me dicen: Muchas gracias por acordarte. La vida de ellos está en juego y es la estimulación que tú le puedas dar, dos, tres o un día antes del espectáculo, es muy bueno.

C.S. – Esa carga psicológica de ayudar…

Gori – Exacto.

C.S. – Muchos de sus compañeros me han dicho que usted es uno de los mejores.

Gori – El público me quiere y mis compañeros me han tenido respeto durante 50 años, desde 1963 a 2013 que me jubilé pero la fabrica se cerró este año.

C.S. – ¿Pero nunca cerrarás emocionalmente la fábrica?

GORI – No se termina nunca, se va cuando uno falta. La gente me pregunta: ¿Gori cuándo vas a disparar? y respondo: Yo me jubilé. Me contestan: ¡No me diga eso! O mi nieto me pregunta: ¿Ya no vas a hacer una mascletà? Los amigos me quieren porque soy amigo de todos. He estado en Mislata, en una ubicación rodeado de industrias muy grandes: Vicente Caballer, Ricardo Caballer, Zamorano Caballer, Raúl, Pirofantasia y yo he respetado y me han respetado, ellos han tenido sus fiestas y yo las mías.

C.S. – ¿Has sido un clásico toda tu vida pues prendías fuego a mano y las terminabas a mano?

Gori  – Soy clásico, soy como soy, y si los demás hacen otras cosas, yo me quedo con lo que no hacen, para que los demás, puedan apreciar lo que antaño se hacía.

C.S. – ¿Y el peligro?

Gori  – Bueno, el peligro es mío. La responsabilidad es mía. ¡Yo disfruto con el peligro! A mí me gusta el riesgo porque estoy con la pólvora y siempre he tenido la suerte de intentar que la pólvora hiciera lo que yo quería, dominar, si en cualquier profesión no dominas el terreno, no vales.

C.S. – ¿Qué consejos nos podrías dar?

Gori – La gente tiene que ser muy consciente de lo que está haciendo, tienes una responsabilidad, tiene un riesgo y tienes que mandar tú a esa diversión que tú quieres que vaya, tienes que mandarle tú. Tener la conciencia y la seguridad de lo que vas hacer es lo que tú quieres hacer. Un espectáculo no es una mascletà y chim pum. El espectáculo empieza desde el momento que se contrata al profesional y ya la cabeza le empieza “a dar vueltas…”

C.S. – ¿Y cómo desarrollas la idea?

Gori – Desarrollas el planteamiento, a veces soñaba y del sueño surgía algo que luego lo llevaba a la práctica. A mis amigos le decía: Mañana la víbora nano. Yo mismo creaba mis propias aventuras en la pólvora. Unos decían: ¡Estás loco! Cuando me jubilé me fui a despedir de algunas falleras mayores que trabajan en el Ayuntamiento de Valencia y me dijeron: ¿Sabes cómo te llamábamos? ¡El loco! Salir del humo después de quemar una mascletà y estar dentro del fuego, eso lo vive, el que lo hace, es intransferible.

C.S. – ¿Qué sentías en ese estado de adrenalina pura?

Gori – Un placer, una satisfacción de ver que esa creación mental la había llevado a la práctica y estaba realizándose. No oía los aplausos, los oía después, porque hay un lapsus cuando termina el espectáculo porque te quedas un poco conmocionado, como si te hubiera dado un bajón. Luego recapacitas y das un beso al público. Más tarde, como has estado con “ella”, te has dado cuenta que ha hecho lo que querías que hiciera y si alguna cosa no ha sido así, en la próxima intentas rectificarlo. Si dominas la situación se pierden los miedos, los temores. Cuando un señor corta un traje tiene que tener la seguridad que el corte va a salir perfecto, se adquiere por la experiencia de los años. Al principio cuesta más pero si le metes mucho empeño, consigues esa idea que llevas tú. ¿Qué es lo que hace falta para quedar bien en un espectáculo pirotécnico?

C.S. – ¿Disfrutar?

Gori – Disfrutar y saber la cantidad de producto que vas a quemar para que la gente que te está viendo se vaya satisfecha y diga: ¡Ché! ¡Qué elegante que ha sido! Motivaba a la gente haciendo un crecento para que la gente aplaudiera porque no podía hacer otra cosa que aplaudir. Yo me sentía a gusto y si a mí me gustaba, sabía que el público lo iba a pasar de maravilla y eso se adquiere antes, fabricando. Cuando estas fabricando un castillo y sueñas y vas pensando por la noche, dándole vueltas. El artista está “loco” porque sueña la vivencia que está creando. Ese mosaico que se pinta en el cielo, que se luce. El castillo por la noche es un cuadro. La pólvora diurna es una cosa, y la nocturna es otra, esas carcasas que estás disparando y que sabes que son cinco soles, lo estás viendo, sino lo vives no vale. Ser un artista, trabajar con la pólvora que estás en riesgo las 24 horas del día y no tener algunas satisfacciones. ¡No valdría la pena!

C.S. – ¿Qué se ha perdido del oficio de pirotécnico?

Gori – ¡Todo!

C.S. – ¿El antes y el después con las nuevas tecnologías?

Gori – Se ha perdido todo porque ha venido China, ya no producimos aquí, compramos y disparamos. Esto es artesanal totalmente, la pirotecnia, en algunas cosas las máquinas hacen adelantar las cosas pero hay otras fases que son manuales, movimiento de manos. ¿Qué pasa? ¡Qué se va perdiendo!

C.S. – ¿Cómo se puede luchar contra esto?

Gori – Aquí hay que fomentar, hay que crear empresas que sean talleres, talleres en los que se vuelva a recuperar lo nuestro.

C.S. – ¿Invertir en formación?

Gori – Ahora son 18 años para entrar en un taller de pirotecnia, pero este señor no viene de una escuela donde haya aprendido cómo manipular, cómo manejar y cuando llega a la empresa no sabe pero le gusta. Pero si le gusta, primero tiene que aprender.

C.S.  ¿Cuál ha sido tu ilusión?

Gori – Hacer una mascletà con diez mil cañones de final aéreo, he disfrutado haciendo lo más grande dentro de lo mío y sigo estando en Aldaya, esas han sido mis características que me han impulsado dándome más ganas para seguir trabajando. Siempre he hecho la mascletà el primer domingo de marzo, la exposición del ninot, la cabalgata infantil durante cuarenta y tantos años. La mayor satisfacción es haber podido hacer dentro de mi categoría, hacer la máxima mascletà que no se ha hecho en ningún sitio del mundo, bien pagada.

C.S. – ¿Has hecho un gran sacrificio familiar?

Gori – Tengo dos hijos, me iba a las seis de la mañana, volvía a las diez de la noche y ya estaban acostados, sábados y domingos me iba a disparar fuera y yo no me enteraba, pero ahora de mis nietos sí, estoy disfrutando todos los días. Disfruté con lo mío, me retiré bien retirado con la cara bien alta, gracias a todos los santos que tengo en la fábrica. Y no he tenido accidentes nunca, estoy entero pero tengo “cornadas”, he perdido el oído por las explosiones en directo y tengo señales de explosiones en las piernas, en los brazos, pero estoy aquí hablando contigo. Eso es una gracia divina. ¿Qué más puedo pedir a la vida? Si tienes tiempo de vivir tu vida con tus nietos, estar con tus hijos, no haber tenido ningún percance y estar medianamente bien. ¿Qué más?

C.S. – ¿Volverías a ser pirotécnico?

Gori – Sí, claro. Esto es un arte, es un oficio muy bonito, porque de la materia prima se hace arte, tú compones, compras polvo, lo juntas, lo trabajas y haces un color perfecto en el espacio, maravilloso por la noche y por el día también. ¡Eso no se puede definir con palabras! Hay fotógrafos muy buenos que en instantáneas me han cogido viendo salir “el juguetón” con toda la rama del fuego que lo eleva hacia el espacio, la salida de un mortero que tiene un metro y medio de llama en la noche y ves la palmera. Cuando el profesional dice: Estate pendiente porque es un mosaico perfecto. Hay fotografías maravillosas que si las enmarcaras haces un cuadro. Es un espectáculo que no se te olvida. ¡La esencia es poder llegar ahí!

C.S. – ¿Qué es para ti la pólvora?

Gori  – ¡Un sueño hecho realidad!

Foto realizada por J. Félix Gimeno y fotos cedidas por Pirotecnia Gori, S.L.
Más información sobre turismo, ocio, cultura y gastronomía en http://www.viuvalencia.com/
 

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Cuál de estos barrios será el nuevo

Zona Avenida de Francia

Zona Cabañal

Zona Benimaclet

Zona Campanar

Zona Abastos

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones