Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Más noticias
TAL CUAL POR CARMELA SÁNCHEZ

Inocencio Arias: Cómo EE.UU. ven a los españoles y si nos ven. En el Club de Encuentro M.B.

"Ver que España pasaba de una dictadura a la democracia creaba mucha expectativa"
CARMELA SÁNCHEZ 2019-06-16
Inocencio Arias, diplomático español, exsecretario de estado y ex embajador de España ante la ONU
Inocencio Arias, diplomático español, exsecretario de estado y ex embajador de España ante la ONU
Inocencio Arias y Amparo Matíes Presidenta del Club de Encuentro M.B.
Inocencio Arias en el Club de Encuentro Manuel Broseta

Gracias a Amparo Maties, presidenta del Club de Encuentro, pude realizar la entrevista a Inocencio Arias que ha sido testigo y sujeto activo en la evolución de la presencia internacional de nuestro país, España, como embajador y diplomático, entre otros cargos.

El título de su conferencia sobre la visión de España y EE. UU. “Cómo los vemos, cómo nos ven, si nos ven”. Inocencio Arias ¿Pero nos ven? ¿Y qué podemos hacer para que nos vean?

Muy poquito. EE. UU. es la potencia más grande de la historia en todos los terrenos, no solo el político, económico, cultural, militar y tiene demasiados frentes. EEUU ven con precisión no tantas cosas, ven algo a Rusia y después ven a las fuerzas que los pueden amenazar. Ahora mismo están muy obsesionados con China, Corea del Norte e Irán.

Respecto a la imposición de aranceles por parte del gobierno de Trump impuestos a México. ¿Cómo se verán afectadas las corporaciones españolas que han invertido en México?

Nos pueden perjudicar en unos productos más que en otros, pero sí los aplican a todos, desde luego. En EE. UU. un país europeo “normal” no cuenta; cuenta Alemania y un poquito Gran Bretaña y un poquito Francia. Nosotros tenemos la ventaja con respecto a otros países que nosotros no levantamos ampollas, no producimos irritación. Esa imagen confusa que tienen de España casi nunca es adversa. Francia con frecuencia produce tirria, nosotros no producimos tirria, ni animadversión ni rechazo. La imagen de España que más se ve en EE. UU. todos los años, en la televisión americana, son los San Fermines y la Tomatina de Buñol, en alguna ocasión sale Semana Santa o el Real Madrid o el Barcelona.

Pero creo que los conocemos nosotros más a ellos que ellos a nosotros…

El Cine Español está presente, las series españolas, la literatura española escasamente presente y su cine es omnipresente, sus series de tv, su literatura bastante presente e incluso últimamente algunas festividades como Halloween. ¿Quién sabía lo que era Halloween hace 15 años? Nosotros tenemos una cocina infinitamente superior a la americana, estamos muy poco presente en EE. UU. y cualquier ciudad española que tenga pocos habitantes tiene McDonald's, hasta en eso la diferencia es enorme.

En este caso ¿Qué futuro les espera a nuestros emprendedores?

Nosotros estamos abriendo levemente camino allí en obras públicas, en parques solares, eólicos. Algún banco español ya ha puesto el pie allí, nuestros vinos se venden más, el aceite oliva pero no hay mucha visibilidad de todo esto. La opinión pública americana desconoce que determinados productos de calidad son españoles. Han identificado con España a Julio Iglesias, Plácido Domingo, Penélope Cruz y la gente sofisticada del cine a Pedro Almodóvar. Zara está archiextendida en EEUU. Creo que las empresas españolas no se han esforzado en decir que son españolas.

¿Qué relaciones hay con el gobierno de Pedro Sánchez?

Buenas sin más. No estamos en su radial preferente, aunque seamos aliados. Cuando están los socialistas en el poder, después de Felipe González, siempre en la clase dirigente americana, en la política militar, no hay una confianza absoluta en la reacción que va a tener el gobierno español. Zapatero no se llevó mal con EE. UU. pero tuvo dos o tres deslices monumentales, que en la clase dirigente americana dijeron “estos españoles no siempre son de fiar”. No es que te van a traicionar pero que te van a apoyar es dudoso, el caso más claro fue el de la guerra de Irak.

Me acuerdo que usted estaba de embajador.

Exacto. Zapatero no es que retiró las tropas de Irak sin ninguna razón legal, política sí la había, porque lo había prometido en la campaña electoral, ahora correr como corrieron sus portavoces y sus corifeos correr que no se hacía porque las tropas españolas como las americanas estaban en situación ilegal en Irak, eso allí sentó a cuerno quemado porque era mentira, porque estaban en suelo totalmente legal.

¿Cuáles de nuestros Presidentes de Gobierno han hecho ver cómo es España?

Los dos que han tenido mejor cartel en la Casa Blanca y en los inversores americanos han sido Felipe González y Aznar. Felipe González porque le prometió al Secretario de Estado americano Shultz que habría un referéndum sobre la OTAN, que el gobierno español y él se iban a emplear a fondo, lo ganó y le dio mucha credibilidad. Aznar apoyó la intervención militar en Irak, no militarmente pero sí políticamente, de forma clara, eso Bush siempre se lo agradeció.

¿Los Españoles somos Pro EE. UU.?

En política exterior el español no, tiene una enorme desconfianza, pero en la vida diaria hasta imita al americano y consume sus productos. Se tiene la idea simplista que los EE. UU. intervienen en el exterior es porque van buscando petróleo, lo cual es una memez propia de un niño. En Somalia no estaban por el petróleo, ni en Kosovo y esa idea es ahora más estúpida que hace veinte años porque por primera vez en cincuenta años ha recuperado prácticamente la autosuficiencia.

A través de la diplomacia ¿Cuántas guerras han ganado?

Los que hacen la política exterior, en definitiva, son, sobre todo, ahora con el desarrollo de las comunicaciones, son los políticos, nosotros en temas importantes nos convertimos en autómatas. Con el desarrollo de las comunicaciones los políticos cogen el avión y se van a ver a su colega y los diplomáticos somos los que le preparamos los papeles, pero son ellos los que toman las decisiones y en ocasiones en que no pueden acudir te llaman por teléfono o te mandan un email y dicen, usted tiene que decir esto. Con las comunicaciones se trabaja más cómodo pero ha limitado tu capacidad de actuación. Cuando empecé en Bolivia, conseguir una conversación con España por teléfono se tardaban cuatro horas.

Su libro “Yo siempre creí que los diplomáticos eran unos mamones: Memorias” va por la cuarta edición…

Lo digo en pasado porque es la pura realidad; creía que los diplomáticos eran unos mamones. Estaba en Valencia preparando notarías, fui a terminar hacer la mili a Madrid, que eran tres tramos para universitarios, y allí conocí a varios diplomáticos y claro, efectivamente, había algún mamón, pero estaban en clara minoría.

¿Qué reto ha conseguido que pueda contarlo en su carrera diplomática que ha durado casi cuarenta y cuatro años?

El momento más bonito de mi carrera fue cuando era jefe de prensa del Ministerio de Exteriores, era portavoz y empezó la transición española, que fue cuando me hicieron director. Teníamos que explicar a los periodistas extranjeros que venían a España que España se estaba convirtiendo en una democracia europea; ver que España estaba consiguiendo pasar de una dictadura a una democracia eso creaba una enorme expectativa.

¿Sacarse el DNI español abre muchos caminos?

Somos un país bien visto últimamente pero el tema catalán ha introducido alguna nube en un horizonte despejado y ha planteado alguna duda, nos ha hecho daño, pero un daño recuperable. España es un país moderno, que ha dado un salto brutal en la modernidad, desde el matrimonio del mismo sexo, hasta la libertad total de la prensa, etc. y aparte nos consideran, los que nos conocen, un país moderno y que alcanza un grado de eficiencia no solo en materias turísticas. Cuando España responde, cuando ha presidido la Comunidad Europea lo ha hecho con bastante brillantez. El tema catalán, por su gravedad intrínseca, porque los separatistas catalanes, la Generalitat en concreto, han sido hábiles vendiendo en el exterior que la democracia española renquea, que España no es un país verdaderamente democrático, con una profusión enorme de medios.

¿Qué futuro nos espera a los españoles?

España tiene un futuro esperanzador, como ha ocurrido en los últimos dieciocho o veinte años, el tema catalán es una piedra en la rueda de la bicicleta.

Entrevista realizada por Carmela Sánchez

Fotografías realizadas por J. Félix Gimeno

Más información sobre turismo, ocio, cultura y gastronomía en http://www.viuvalencia.com/

 

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Qué se necesita para revitalizar El Carmen?

Más comercios

Más licencias de pubs

Mayor rehabilitación de edificios

Más zonas verdes

Que se quede como está

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones