¡¡¡Volvemos!!!... con más fuerzas... con más ganas... con más ilusión que nunca.
Lunes 1 de Junio


Cerrar mensaje
Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Gastronomía
GASTRONOMÍA

El Corte Inglés lleva a sus restaurantes los platos más icónicos de nueve Tabernas Centenarias

Del 9 al 15 de marzo clientes de El Corte Inglés de estas ciudades podrán degustar platos como rabo de toro, callos a la madrileña, pochas estofadas con perdiz, pepitoria de gallina, faisán estofado en salsa de vermú, chipirones encebollados, helado de violeta, ensalada de langosta, arroz con boletus, bacalao confitado, cocido madrileño, caracoles a la madrileña y otros platos singulares
REDACCIÓN 2020-03-06
Degustación de platos de la cocina típica madrileña
Cocido madrileño

El Corte Inglés lleva a sus restaurantes los platos más icónicos de nueve Tabernas Centenarias. Se trata de Bodega de la Ardosa, Casa Alberto, Casa Ciriaco, Casa Pedro, La Casa del Abuelo, Lhardy, Malacatín, Posada de La Villa y Taberna Antonio Sánchez cuyos chefs han trabajado con los de El Corte Inglés para acercar sus históricas recetas a los clientes de los centros de Valencia, Bilbao, Málaga, La Coruña, Palma de Mallorca, Sevilla, Madrid y Lisboa (Portugal).

 

Del 9 al 15 de marzo clientes de El Corte Inglés de estas ciudades podrán degustar platos como rabo de toro, callos a la madrileña, pochas estofadas con perdiz, pepitoria de gallina, faisán estofado en salsa de vermú, chipirones encebollados, helado de violeta, ensalada de langosta, arroz con boletus, bacalao confitado, cocido madrileño, caracoles a la madrileña.

 

Se trata de la primera vez que la Asociación de Restaurantes y Tabernas Centenarios de Madrid se une a El Corte Inglés para llevar sus platos más famosos a otras ciudades españolas.

 

Estos restaurantes y tabernas centenarias son lugar de peregrinación de turistas tanto nacionales como internacionales que buscan degustar recetas antiguas elaboradas con la misma tradición del primer día. Además son visita obligada si se quiere saborear años de historia; algunas de ellas vivieron los tiempos de la revolución francesa; otras han dado cobijo a más de 6 generaciones; por sus mesas han pasado desde políticos, artistas, periodistas, escritores, dibujantes, eminencias científicas o incluso pintores que han compartido mesa y mantel e interesantes tertulias.

 

Estos restaurantes centenarios acumulan la sabiduría y el “savoir faire” de generaciones de cocineros que hoy en día recogen las mejores recetas del pasado y las aúnan con la innovación y la tecnología actual, todo ello combinado con grandes dosis de historia y cultura madrileña, lo que en la práctica supone toda una fusión entre lo antiguo y lo más vanguardista.

 

Debido a su aportación a la gastronomía local y al turismo, estas tabernas centenarias son una pieza a destacar por el papel que juegan en la actualidad estas instituciones gastronómicas. Desde el próximo 9 de marzo, y de la mano de El Corte Inglés, sus famosos y reconocidos platos se podrán degustar en otras ciudades españolas.

 

Las Tabernas Centenarias

 

Malacatín (El Corte Inglés Pintor Sorolla, Valencia)

Desde 1895 Julián Díaz se establece como tendero en el número 5 de la calle Ruda. La venta era “Vinos Díaz” donde Julián conoció a su esposa María, madre de sus 12 hijos. No fue hasta los años 50 del siglo XX cuando se registró la taberna con el nombre de Malacatín. Hoy en día es la cuarta generación que regenta Malacatín y que prepara el cocido madrileño como el de casa, con las mejores viandas, y abundante, para que nadie se quede con hambre. Potente y sabroso, ese el carácter del cocido de Malacatín, que poco a poco hizo famoso en España y el mundo entero junto con sus huevos fritos con pisto, la ventresca con pimientos o el bacalao con tomate.

 

La Posada De La Villa (El Corte Inglés de Málaga)

Es un restaurante situado en el único Molino de harina que había antiguamente en Madrid. En 1642 se convierte en la primera Posada de la Corte, dentro de la muralla árabe de la ciudad, donde se daba comida y alojamiento a todos los viajeros que llegaban a la capital. Restaurada en 1980 se convirtió en horno de asar con especial atención en la cocina madrileña tradicional y desde entonces sigue ofreciendo gran calidad. Entre sus especialidades destacan el cordero lechal, asado en el antiguo horno de leña, el cocido madrileño, hecho en puchero de barro y en lumbre baja, los callos a la madrileña, la gallina en pepitoria, o la exquisita repostería típica de Madrid.

 

La Casa Del Abuelo (El Corte Inglés de Bilbao)

Desde que se fundara en 1906 hasta hoy, cuatro generaciones de la misma familia han sabido respetar y mantener la tradición del negocio, desde el punto de vista del producto ofrecido, como la autenticidad y la estructura de la taberna. Así La Casa del Abuelo es una de las tabernas más emblemáticas de Madrid, convertida en cita ineludible para cualquier visitante de la Villa, que continúa ofreciendo su vino dulce “El Abuelo” y sus famosas gambas a la plancha y al ajillo. Después de más de 100 años, se puede decir que en este lugar es donde miles de madrileños y foráneos de distintas generaciones han aprendido la cultura de la tapa y la taberna.

 

La Ardosa (El Corte Inglés de Nervión, Sevilla)

La Bodegas de la Ardosa deben su nombre a la comarca vinícola de Noblejas, ya que a finales del siglo XIX comercializaban el vino que producían sus viñedos. En aquellos tiempos llegó a haber más de 30 bodegas, pero en la actualidad solo subsisten dos. Hasta finales de los ochenta el negocio se centraba en la venta a granel y botellas. Fue a partir del año 1979 cuando Gregorio Monje enfocó el negocio más como cervecería que como bodega y en la actualidad es un núcleo de atracción turística en si misma que todo visitante que se acerque a Madrid debe conocer pues conserva de padres a hijos los valores de la cocina tradicional y el buen hacer. En La Ardosa, se puede disfrutar de su reconocida tortilla de patata, de unas croquetas muy cremosas o de sus excelentes alcachofas a la parrilla entre una extensa variedad de tapas. Además de una exquisita cerveza checa reconocida mundialmente.

 

Casa Pedro (El Corte Inglés de Castellana, Madrid)

El mesón, conocido hoy como Casa Pedro, se creó en la entrada norte del pueblo de Fuencarral para dar servicio a los viajeros de la Carretera de Francia. Aunque familiarmente la fecha de fundación es de 1702, no se tienen datos oficiales hasta 1825. Desde entonces, Casa Pedro ha pertenecido a la familia Guiñales. Seis generaciones recibiendo en su Casa a todos aquellos amantes de la cocina sencilla de calidad. En invierno los platos estrella son los guisos: callos, rabo de toro, asados, y en verano la cuchara deja lugar a unos magníficos y sorprendentes escabeches. Personalidades del mundo del espectáculo, del toreo y aristócratas, han dejado su gratitud en los azulejos que decoran las paredes del local. Un templo para los amantes de la gastronomía y de la historia de nuestra capital.

 

Lhardy (El Corte Inglés de Serrano, Madrid)

Escenario histórico y literario de Madrid durante los dos últimos siglos, sus salones son testigos de la historia y refinamiento culinario del país. Lhardy representa el esplendor de la alta cocina española e internacional y un emblema de calidad avalado por casi 180 años de protagonismo en la vida de Madrid. Todos los productos del restaurante, la tienda o su servicio de catering están elaborados de forma artesanal, hasta el pan sale de su obrador. Pero existen 3 platos típicos de Madrid que han adquirido en los fogones de Lhardy rango de estrellas: el cocido madrileño, los callos a la madrileña y los riñones al Jerez. Un restaurante que conserva el encanto del siglo XIX en pleno centro de Madrid, ya entrados en el siglo XXI.

 

Casa Ciriaco (El Corte Inglés de A Coruña)

Situado en el mismo edificio donde el anarquista Mateo Morral lanzó una bomba escondida en un ramo de flores al paso del cortejo nupcial de Alfonso XIII el 31 de mayo de 1906, comenzó como almacén de vinos hasta que en 1929, Ciriaco abre el restaurante que hoy goza de una bien merecida fama. En sus mesas se sentó con asiduidad el famoso periodista y escritor Julio Camba. Hoy día, sus amigos se reúnen una vez al mes como homenaje a su figura. El presidente de la tertulia es Mingote, autor del original logotipo de Casa Ciriaco. En este legendario restaurante de cocina tradicional y casera, los miércoles se puede degustar un cocido, además de la pepitoria de gallina, realizada con una receta de más de 100 años de antigüedad.

 

Taberna Antonio Sánchez (El Corte Inglés de Avenida Alexandre Rosell, Palma De Mallorca)

Se desconoce la fecha de fundación de esta taberna, pero algunos documentos datan esta taberna en los inicios de la Revolución Francesa, así que es por derecho la taberna más antigua de Madrid. Regentada por el torero Antonio Sánchez Ugarte, tras la herencia de su padre, se convierte en lugar de tertulias con personajes de la talla de Pio Baroja, Sorolla, Marañón, Camba, Cossío, Vázquez Díaz, Antonio Díaz Cañabate o Zuloaga. La Taberna Antonio Sánchez mantiene intacta la decoración original, con curiosidades de todo tipo: los asientos de madera, la barra de madera tallada, las lámparas de gas, incluso dos cabezas de toro “centenarias” se encuentran en sus paredes. Todo un viaje en el tiempo también de la mano de su cocina tradicional española.

 

Casa Alberto (El Corte Inglés de Lisboa, Portugal)

   Desde que abriera sus puertas en 1827 en el Barrio de las Letras, Casa Alberto es uno de los templos de la gastronomía madrileña. Su cocina es una buena muestra de la tradición gastronómica de Madrid con sus castizas recetas y los clásicos platos de cuchara, así como postres caseros, todo ello conducido por su Chef Mario Pilar Quiroga. Se mantienen los elementos característicos de una auténtica taberna, como la pila con su librillo, su grifería, mostrador de ónice único en su género, las mesas con taburetes, las columnas de hierro forjado, los zócalos de madera, los anaqueles con la botillería, las frascas y el juego de medidas para servir el vino. Huevos Cervantinos, pencas de acelgas, calamar a la brasa con habitas, bacalao a la Madrileña, rabo estofado, carrillada de ternera, callos a la Madrileña, manitas de cordero y torrija o leche frita como postres.

 

Temas relacionados:
También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Se debería fomentar las figuras de Sorolla y Blasco Ibáñez como atractivos turísticos?

No

NS/ NC

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones