Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Otros contenidos...
Estás en: Portada > Cine
TAL CUAL por Carmela Sánchez

Si les apetece ver una historia intensa y con muy buenas interpretaciones vayan a ver BRAVA. Entrevista a Roser Aguilar y a Emilio Gutiérrez Caba con motivo del estreno en los cines Albatros Babel de Valencia

Drama que intenta ser honesto pero con mucha verdad
CARMELA SÁNCHEZ 2017-07-08
Emilio Gutiérrez Caba, actor y Roser Aguilar, directora.
Emilio Gutiérrez Caba, actor y Roser Aguilar, directora.
Brava
Estreno en los Cines Albatros Babel de Valencia

Entrevista realizada a la directora de cine Roser Aguilar y al actor de cine, teatro y tv Emilio Gutiérrez Caba con motivo del estreno de Brava en los cines albatros babel de Valencia y en las mejores salas de España. Película sensible, drama con mucha verdad, film que puede ayudar, desde una manera introspectiva a ser valiente y enfrentarse a los propios miedos. La agresión sexual a la que se ve sometida la protagonista, Janine , le cambiará la vida. ¿Se puede sobrevivir al dolor? Mediante una estupenda fotografía, un cuidado guión y una interpretación soberbia de la actriz Laia Marull y los actores Emilio Gutiérrez Caba, Bruno Todeschini, Sergio Caballero y Francesc Orella, Brava es una alternativa para hacernos reflexionar en la lacra social de la violencia que de una manera decidida, su directora, Roser Aguilar nos la presenta interactuando con el público, con un compromiso de rigor.

C.S. Brava, por definición, es persona que actúa con valor y determinación en situaciones arriesgadas o difíciles pero tú, Roser Aguilar, como directora y coguionista de Brava tienes que ser muy valiente para tocar este tema.

R.A. – Sí, supongo que sí, no lo he hecho con mucha conciencia de querer tener mérito, es un tema que no es muy frecuente porque da respeto meterse en un drama donde lo que hacemos es hablar de una mujer que sufre un trastorno fuerte tras una agresión sexual y sobre todo lo que hace es que se tambalea su vida. Es una historia que parí bastante desde el estómago y empecé a trabajarla; ha sido muy de instintos. Quería hablar de una serie de temas y a partir de ahí me he ido documentando, pero sí que es verdad que hablar de esos temas no parece lo más fácil de entrada pero por suerte me ha acompañado todo un equipo y todo ha llegado a un buen fin.

C.S. – Emilio Gutiérrez Caba es un actor de estirpe, un gran actor, es un hombre con mucha franqueza y comprometido, por este motivo quería hacerle esta entrevista. La directora ¿Ha querido cuestionar a la sociedad o que la sociedad piense?

E.G.C. – La sociedad en este momento es muy cuestionable desde todos los ángulos. La sociedad en la que estamos viviendo es muy cuestionable, no solo la española, la sociedad occidental, el mundo en general. Aquí se toca un aspecto cuestionable y para reflexionar muy profundamente sobre la violencia y sobre el sufrimiento. Es una película, naturalmente, quedará como un ejemplo seguramente en los años próximos de una lacra social que es la violencia, no solo de género, la violencia en general y que está en la sociedad actual de las más diversas maneras. Hace años, quién podría pensar que un tipo iba a estrellar un coche contra la gente en Londres o unos tíos con puñales matando gente, eso era totalmente impensable. Esa violencia está generada por una sociedad que no es justa, que no es equitativa y que está muy descompensada. En esta película también hay algo de eso, esa descompensación…

C.S. – Roser menudo equipazo, Laia Marull, Emilio Gutiérrez Caba, Bruno Todeschini, Sergio Caballero, Francesc Orella. ¿Cómo has realizado el casting? ¿Cómo lo has conseguido? ¿Ha valido la pena esperar casi 10 años desde tu anterior película, lo mejor de mí?
 
R.A. – Sí, creo que ha valido la pena como también creo que la película lo vale, otra cosa es la repercusión luego de cara al público. Ojala tenga una buena acogida. El casting,  pues suerte, porque imagino que les ha gustado el proyecto. Evidentemente los cinco actores principales son un lujo. Sinceramente yo no esperaba tener este casting. La verdad es que escribí sin pensar en el casting pero una vez me lo planteé empezamos a pedir y te dicen que sí Bruno, Emilio y Laia dije ya está. Ya tenemos las peli maravillosa (risas).

C.S. – ¡Estás orgullosa y feliz!

R.A. – Sí, la verdad es que he tenido mucha suerte. Son muy buenos, muy profesionales, muy generosos, daban perfectamente los perfiles que me interesaban y hemos trabajado muy a gusto.

C.S. – Al ver la película me ha encantado el mensaje final. Pienso que “Brava” puede hacer mucho para personas que han sufrido una agresión sexual, transmitiéndoles que pueden fortalecerse emocionalmente para poder dar un paso adelante, para poder dar un cambio en su vida. ¿Puede servir de ejemplo?

R.A. – No lo sé.

C.S. – ¿En algún momento, te lo has llegado a plantear?

R.A. – Alguien me preguntó: ¿Crees que van a reaccionar positivamente gracias a la película? No lo sé, eso es muy ambicioso y tampoco lo pretendo, esto no es un púlpito para sentar cátedra de nada pero sí que es verdad que es bueno que se hablen de estos temas porque son temas que se esconden un poco debajo de la alfombra. Es incómodo hablar de la violencia, de ciertos machismos muy cotidianos, hablar de qué pasa cuando una mujer sufre. ¿Cómo lo puede vivir? Seguramente, el otro día me lo decía una psicóloga, no puedes saber cómo respondes a eso, es incontrolable, es muy complejo, pero sí que es bueno que se hable, puede quizás ayudar a que el tema se pueda normalizar un poco más. Hay que hablar de eso porque sucede, no se puede esconder y también otros temas como cuando las mujeres denuncian el tipo de hostilidad que encuentran luego en la policía, en los juzgados, es decir, es un tema molesto; esto, también lo he percibido en Málaga, ha habido gente que ha acogido muy bien la película y gente que le molesta. Gente relacionada con este ámbito de trabajo me lo ha dicho, es normal, tocas un tema que duele socialmente pero la película es una historia concreta que defienden unos actores y que transmite muy bien algunas cosas.

C.S. – Emilio, con la carrera profesional tan amplia que has tenido y tienes, ¿Actualmente eliges tus papeles?

E.G.C. – No elijo absolutamente nada. Creo que aquí, hay muy poca gente que pueda elegir.

C.S. – ¿Ni tú?

E.G.C.  – Ni yo, ni mucha gente que hay por encima de mí. Aquí hay una falsa interpretación del mundo del actor en general, de los directores, etc. Cuando tienes la suerte de encontrar una buena historia, un buen guión, lo aceptas con todas las consecuencias buenas. Cuando te llega un guión malo y te das cuenta que no lo debes hacer buscas la posibilidad que haya otra cosa, una alternativa, y dices no me interesa hacer esto o me coincide con otra cosa, pero nuestro refugio siempre ha sido el teatro. Cuando el teatro, como está pasando ahora ya también, empieza a fallar, nos cuestionamos dónde nos refugiamos, dónde vamos a ir a parar. La gente de mi generación, que ya estamos en la recta final, dónde vamos a ir a terminar. En las épocas de mi abuelo y de mi madre terminaban en el escenario, terminaban haciendo cine ahora no sé dónde vamos a terminar. No lo sabe la gente joven, imagínate nosotros.

C.S. – Roser con una película magnífica ha tenido que esperar diez años. ¿Qué está fallando con el cine español?

E.G.C. – Que un director/a o productor/a espere diez años para hacer una película digamos que es por razones distintas a lo que ocurre en España, “eso” también ocurría, a veces, en Hollywood;  no las mismas circunstancias, pero de pronto había un proyecto que por las razones obvias, las que fueran, se retrasaba tiempo y tiempo. Aquí ocurre, sencillamente que nunca ha habido una industria, es falso que la haya habido, ha habido una “cosa” artesanal, se ha hecho con muy buena voluntad o con mala voluntad, según el caso, y servía para apoyar, fundamentalmente para atraer una serie de producciones americanas y distribuirlas y que los distribuidores se hicieran de oro. Realmente nunca ha habido un dinero reinvertido en la propia industria del cine español.

C.S. – ¿Gran Fallo?

E.G.C.  – Supongo que es un gran fallo, pero es un fallo de hace muchos años, casi se remonta a la época del inicio del cine. Lo que pasa es que hay una pausa después de la segunda república. En la segunda república es donde se construyen los grandes estudios de cine. Después de la guerra civil queda todo devastado, se vuelve a tomar un poco la producción pero ya con unos estigmas políticos muy complicados que hace que el cine español no se desarrolle como tiene que desarrollarse. En la época democrática hay una eclosión disparada de cosas que en algunos casos son interesantes y en otros no lo son. Estamos en lo que estamos, cada cinematografía viene de un lugar pero es bien cierto que la cinematografía europea, salvo la alemana, la inglesa o la francesa, están muy desmanteladas.

C.S. – En una entrevista comentaste: “Hay que seguir haciendo personajes todos los días porque son los únicos que te pueden enseñar a ser un personaje”. Me gustó muchísimo ¿Qué es lo que todavía te emociona para estar aquí con esta valía profesional tan grande?

E.G.C. – Creo que lo que nos mueve a la gente del cine y del teatro a seguir haciéndolos es porque creemos, sinceramente, que sirve para algo.

C.S. – ¿Para qué sirve?

E.G.C. – Sirve para informar, para formar, para que la gente vea el mundo de otra manera muy distinta como a veces te lo ofrecen, sirve para demostrar que estamos viviendo en un engaño y que a veces puede haber verdades que sean precisamente el engaño en el que estamos jugando. Sirve para muchas cosas y sirve, sobre todo, fundamentalmente para pensar, para desarrollar ideas. Los directores, por eso, están diez años esperando y lo hacen. Es un empeño injusto el que seamos tratados como ciudadanos iguales, yo no me siento un ciudadano igual a los demás, lo siento en el alma. Yo no soy igual que un señor que se pone la corbata, yo me visto de romano o de padre de Laia Marull en Brava. ¿Cómo voy a creer que el mundo es igual? Para mí el mundo es distinto, lo que ocurre es que con ese mundo de fantasía que es el cine, que hacen directores, actores y actrices, eso sigue hacia delante. El día que eso se corte, que se está empezando a cortar, la sociedad irá cada vez más en retroceso. Internet no te va a enseñar nada porque las plataformas no te van a enseñar nada, solo los creadores pueden enseñar porque los creadores son los guionistas, cuando están bien pagados, los directores y nosotros, porque lo hacemos. Esto que hay que hacerlo gratis y que es un jajaja, es una gran mentira, una gran falacia, toda esta pandilla de bandidos que nos gobiernan en general en el mundo entero. La cultura es algo muy serio, siendo la cosa más divertida del mundo, es lo más serio que hay.

C.S. – ¿En proyectos futuros harás cine de autor?

R.A. – Si puedo no será cine de autor (risas), eso sí que lo puedo afirmar. Tengo ganas de hacer cosas de encargo y tengo ganas de no tardar nueve años. Para ser bueno en esto hay que formarse, trabajar, hay que seguir aprendiendo, si te quedas parado no eres un buen intérprete, ni director, ni guionista, por lo tanto tiene que ser un oficio remunerado. Prefiero que en los próximos años no me cueste tanto, intentar hacer otros proyectos, si puedo que sean de encargo o que sean más comerciales, me da igual, pero quiero seguir contando historias y si puedo intentaré no pasarme ni nueve ni diez años porque no compensa, porque tengo que vivir y tengo responsabilidades.

E.G.C.  – Hay que practicar, hay que tener una filmografía. No se puede acertar constantemente, es una vergüenza que a los realizadores se nos exige que se acierte siempre a la primera. ¿Qué hombre de negocios acierta siempre a la primera?

R.A. – El nivel de exigencia es altísimo. Muchas veces está el boom de las operas primas. En España gusta mucho descubrir talentos pero luego ¿Qué pasa cuando su segunda peli puede gustar más o menos y la gente habla con una alegría tanto de los éxitos como de los fracasos? Que no puedes poner tanto empeño en un proyecto. Tienes que poder seguir trabajando como se trabaja en otra profesión. Estamos aquí Emilio y yo para presentar Brava con el máximo cariño, igual que los hemos hecho con Laia y mañana lo haremos en Barcelona.

C.S. – Emilio he visto una complicidad tremenda con Laia Marull que interpreta a Janine, he visto ternura, preocupación de un padre por su hija. ¿Qué mensaje queréis transmitir a nuestros/as lectores para que vayan a ver Brava?

E.G.C – Un algo especial, soy parte interesada en esto (risas), la gente debe ir a ver cine y sobre todo cuando es un cine con cierto compromiso en ideas y en información. Vaya al cine, elija bien las cosas, igual que elige usted bien los vinos o los platos, porque tiene usted la obligación ciudadana de lo que va a ver y no eche balones fuera diciendo que es un divertimiento, el cine no es solo una diversión, es algo más, igual que el teatro. Va a ver una película con una factura muy seria porque la directora sabe muy bien lo que quería con el guión. Va a ver una película en la que se cuenta una serie de cosas muy importantes que están ahí y que le darán motivos para reflexionar y creo que es importante cuando se va al cine y ojala que tenga dentro de unos años una filmografía de 22 o 23 películas porque eso significará que habrá estado viviendo de esta profesión, habrá aportado su talento a esta profesión y esta profesión se habrá servido de su talento.

R.A. Si les apetece una historia intensa y con buenas interpretaciones, es un drama pero es un drama que intenta ser honesto con mucha verdad. Que luego nos critiquen por internet pero que vayan a verla.

Fotos realizadas por J. Félix Gimeno.
Más información sobre turismo, ocio, cultura y gastronomía en http://www.viuvalencia.com/

 

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Cuál de estos barrios será el nuevo

Zona Avenida de Francia

Zona Cabañal

Zona Benimaclet

Zona Campanar

Zona Abastos

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones