Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Otros contenidos...
Estás en: Portada > Aquí música
TAL CUAL POR CARMELA SÁNCHEZ

Rozalén ''Cuando El Río Suena'' Cierren los ojos y sientan

Rozalén Cantautora del compromiso, intimista, social y reivindicativa en su tercer albúm Cuando El Río Suena
CARMELA SÁNCHEZ 2017-09-23
Rozalén, la magía de la música
Rozalén, la magía de la música
Cuando el río suena tercer albúm

No voy a dedicarle tiempo a lo que no me hace bien, voy a dedicárselo a la luz y a la gente buena, me indica una persona maravillosa que tengo delante de mí.

Compromiso, humildad, valores, es la música que siento y hace sentir cuando escucho Cuando el río suena, tercer álbum de Rozalén, Cantautora del compromiso, intimista, social y reivindicativa en un mundo globalizado por lo comercial. La voz de Rozalén entra suavemente en nuestros hogares como una bocanada de aire fresco a través de sus composiciones para hacernos pensar, a través de sus sentimientos para invitarnos a amar, a través de la memoria histórica para no olvidar y hacernos recordar. Si quieren saborear la magia de la música, cierren los ojos y sientan.

C.S. – Me han indicado que te transmita un piropo: ¿Por qué será que tus ojos me parecen girasoles?

R. – En la canción digo que mi compañero es el que tiene girasoles y a mí me hace sentir el sol cuando me mira, era una manera de hablar de los compañeros buenos.

C.S. – Hay mucho trasfondo en las letras de tus canciones, quiero destacar en la canción Girasoles: A los que son capaces de sentirse en la piel de los demás.  

R. – Creo que la falta de empatía es el gran problema del mundo.

C.S. – Por este motivo. ¿A quién canta Rozalén?

R. – Canto a un montón de gente y a un montón de cosas diferentes. En esta canción fue como que no voy a dedicarle tiempo a lo que no me hace bien y voy a dedicárselo a la luz y a la gente buena, porque es verdad que la mala hace mucho ruido pero…

C.S. – No aporta nada.

R. – O aportas o apartas.

C.S. – Buen lema. Tu tercer álbum Cuando el río suena, dos años para realizar este proyecto que muy pero que muy trabajado…

R. – Es la primera vez que trabajo tanto, tanto, tanto, las canciones. Le he dado mil vueltas a las letras. Han sido temas demasiado sentidos para mí y para mí familia, he tenido más respeto que nunca. Como toca sin querer temas delicados, políticamente hablando, que he hecho las canciones pensando más en quien opina diferente a mí que al contrario porque voy con la caricia por bandera. No quiero crear polémica sino todo lo contrario, que la gente que no piensa como yo diga y ¿Por qué siente eso al tener un desaparecido de guerra en casa? No llevando mi verdad como la absoluta sino contando la realidad personal.

C.S. – Por eso mismo es necesario revivir para poder mejorar.

R. – Llevo una vida muy acelerada por eso si no eres capaz de reflexionar un poquito las cosas que estás viviendo es como si no las almacenaras en la memoria o si no las disfrutaras. A mí me ha pasado de estar una semana viviendo cosas muy bestias cada día  y decir ¡Voilà! ¡Qué antes de ayer estuve cantando con Pablo Milanés! Entonces es necesario tener tiempo, respirar y ver lo que te va ocurriendo para disfrutarlo.

C.S. – Te sigue mucha gente de todas las edades además de nuestros queridos Fernando Tejero, David Bisbal, Pablo Alborán… Tenéis mucho en común, las letras de vuestras canciones aportan muchísimo. ¿De dónde surge esa magia para escribirlas?

R. – Mis letras son lo que vivo personalmente o lo que vive gente que tengo cerca. Dedico mucho tiempo a escribir mucho de lo que quiero decir, luego cojo la guitarra y le doy vueltas a la melodía para a ver si voy encajando y haciendo un balance.

C.S. – Rozalén, intimista, social y muy reivindicativa.

R. – Sí, reivindicativa, pero con mucho respeto, no estoy siendo violenta. Afortunadamente tenemos público de todo tipo pero no hay ni una frase que haga daño a nadie sino todo lo contrario; creo que se puede hacer más política de esa manera que tal como está el panorama ahora que es lanzarse cuchillos unos a otros que y nadie está hablando. Nadie puede convencer a nadie así.  

C.S. – No suelo pronunciarme pero ha habido una canción que literalmente se me han puesto los pelos de punta, Justo. Permíteme que te de la enhorabuena porque, en este caso, es una recuperación y un honor para nuestros antepasados.
 
R. – Creo todo el rato que lo tengo colgado porque es muy bestia lo que me ha pasado. Empezar a escribir sobre él y acabar encontrando la fosa. Es como si tuviera un fantasma en la nuca, les decía todo el rato a mis amigos. De verdad que lo he sentido súper presente y de alguna manera me ha llevado a donde ha querido o he sido el canal. Pero es verdad que no se habla de eso y España es el segundo país con más desaparecidos del mundo, y que no se hable de eso me parece súper bestia o como empieza la canción: Calla, no remuevas la herida. Hasta mi propio padre me dijo eso cuando le dije que estaba escribiendo sobre Justo. No entiendo esto. En Psicología, cuando estudiaba las fases del duelo, ante un desaparecido no se pueden acabar. Las familias que tienen desaparecidos en casa les queda un dolor de por vida.

C.S. – Hay que cerrarlo de alguna manera.

R. – Entiendo que ya han pasado 80 años, que todo es muy complicado pero es que no hay ni un símbolo de verdad que haga paz, ni uno y el que hay es de mentira, o sea, es todo lo contrario. Es que es un problema muy gordo y desde fuera lo ven como una exageración y aquí no se puede hablar y he alucinado porque llevamos muy pocos días con el disco y Justo es la canción que más ha impactado porque, sinceramente, creía que hacía falta.

C.S. – Además has hablado con el lenguaje universal, la música.

R. – ¡Claro! Yo he crecido con esa historia y al ver lo que ha supuesto para mi abuela llevar una flor a la fosa ¿Cómo no voy a contar eso? ¿Cómo no lo voy a defender?

C.S. – Tus padres te aconsejaron que siempre cantaras desde la humildad

R. – (Sonríe)

C.S. – Llevas tres álbumes y has experimentado cambios pero sigues siendo tú.

R. – Me ha costado mucho llegar pero he tenido mucha suerte. Estos cuatro años han sido un subidón pero llevo haciendo conciertos desde los dieciséis años y he tocado en la calle…

C.S. – Permíteme, tu cantas desde pequeña.

R. – Sí pero dar conciertos me ha costado mucho. Han pasado años hasta que me pasó algo realmente importante. La educación que he recibido o mis amigos o la gente que me rodea me permiten estar totalmente con los pies en la tierra, es que no soy más que nadie por hacer canciones. Pero lo que pasa es que en mi profesión se aplaude.

C.S. – El hijo de la abuela es una canción muy delicada porque saber perdonar, es  mucho más.

R. – Sí. Cuando me enteré bien de la historia me dije ¡Ostras! En la posición de mi abuela, no sé si sería capaz de hacer lo mismo.

C.S. – ¿Qué hubiéramos hecho?

R. – Lo que es verdad es que era un momento en que nadie se podía defender. Muy probablemente mi abuela sabía que ese chaval no había hecho nada. Era el año 68, primer atentado de ETA, y a un montón de gente en el País Vasco se les relacionó con la banda cuando no eran. Tenían ideas diferentes, les hicieron de todo, les torturaron y les desterraron. Me quedo con el mensaje de amor: Te acojo sin prejuicios; me lo traigo ahora con lo que está pasando con los refugiados. Alguien que no lo quería nadie, que lo traían detenido y que nadie lo recogió en el pueblo. Mi abuela fue la que le preguntó: ¿Tú tienes madre? Era como si a un hijo mío le pasa esto y si es buena persona… Entonces acertó y era un tipo bueno que todo el mundo le quiso y de ahí salió una historia preciosa. Cuando conocí a Miguel y me dijo: Soy el hijo de tu abuela y vi la emoción que tenía; me quedo con ese aprendizaje.

C.S. – Uno de tus fans estaba comentando que tus canciones son caricias.
 
R. – (Vuelve a sonreír) Pues que me alegro mucho que lo vean así pues es lo que realmente intento provocar. Sé que soy cañera, que digo cosas que la gente no dice pero siempre con la caricia, porque mi contexto es súper diverso y cada vez soy más tolerante porque solo así se puede funcionar.  

C.S. – ¡Y mira qué difícil es serlo!
 
R. – Es que aquí cabemos todos y nos tenemos que querer con nuestras diferencias y llegar a buen puerto.  

C.S. – ¿Tendremos concierto en Valencia?

R. – El 17 de febrero en el Palacio de las Artes Reina Sofía.

Foto realizada por J. Félix Gimeno.
Más información sobre turismo, ocio, cultura y gastronomía en http://www.viuvalencia.com

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Cuál de estos barrios será el nuevo

Zona Avenida de Francia

Zona Cabañal

Zona Benimaclet

Zona Campanar

Zona Abastos

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones