Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Más noticias
MUSEO

Bombas Gens da un paso más en la mediación con visitas guiadas experimentales que relacionan el arte con el techno y la noche

Este sábado a las 19h el Centro de Arte ofrece la última de las visitas performativas de la serie Ghost 'n Goblins
REDACCIÓN 2019-01-17
Bombas Gens
Bombas Gens
Bombas Gens

Cuatro fotografías de cuatro personas en un club de techno captadas por la cámara de Paul Graham. Verlas en una sala de arte contemporáneo es suficiente para que la lectura de las obras se mezcle con los recuerdos personales de los visitantes y proyecten en ellas sus experiencias. Es el punto de partida de “Ghost ‘n Goblins”,  una visita performativa en cuatro tiempos que Bombas Gens Centre d’Art ha ido proponiendo en relación a su exposición “El pulso del cuerpo. Usos y representaciones del espacio”, y de la que este sábado a las 19h se ofrece su última sesión con entrada libre hasta completar aforo.

Con esta serie de visitas guiadas experimentales que relacionan el arte con los videojuegos, la música techno o el mundo de la noche, Bombas Gens da un paso más en la mediación museística. Y es que los casos de estudio de los que se parte acaban fagocitando el formato de la visita, y son las propias obras las que  generan el deseo de escenificar lo que aparece en ellas. “La mediación, o como entendemos este proceso desde Bombas Gens, no solo es esa idea convencional de acercar el visitante al arte sino además añadir metodologías, experiencias o dispositivos que quedan fuera de la idiosincrasia del museo moderno”, explica el mediador Carles Àngel Saurí,  creador de la actividad junto con un equipo de colaboradores como el artista y comisario Ali A. Maderuelo. Según este último, el arte o el pensamiento filosófico están al mismo nivel que el techno o el mundo de la noche. “Cada manifestación cultural, sea del tipo que sea, tiene su espacio y su tiempo. No es cuestión de niveles, sino de contexto. La música electrónica o los videojuegos llevan más de una década en proceso de asimilación por parte de la institución artística; un proceso que puede dar pie a debate pero que, de todos modos, parece imparable. La música electrónica o los videojuegos se nutren del pensamiento filosófico contemporáneo y anterior a ellos, del mismo modo que este desarrolla actualmente cuestiones que aparecen como consecuencia de ambos”. 

Así, si Ghost ’n Goblins arrancó con una primera visita en la que se partía de un texto teórico, en el segundo acto este texto entró en diálogo con imagen proyectada y música, y en el tercero apareció el cuerpo de la mano de cuatro performers (Rocío Pérez, Paula Pachón, Sandra Gómez y Néstor García). En esta cuarta y última entrega, el espectador será invitado a participar de forma activa en su desarrollo y, por tanto, será a la vez público y performer. “El papel de público es un elemento performativo. También tiene su propio guión y su propia construcción del personaje. En Ghost ’n Goblins pretendemos desplazar ese papel clásico de público para darle la posibilidad de interpretar otro rol como espectador”, afirma Sonia Martínez, coordinadora de actividades del Centro de Arte. Carles Àngel Saurí apunta que “En Bombas Gens entendemos que cualquier visitante es un elemento activo siempre. Desde la activación que supone ponerse frente a una obra y que ésta te despierte reflexiones internas, hasta el hecho de que estas reflexiones generen la posibilidad de contestar a unas fotos sobre discotecas de techno bailando esta música en sala”

Eso sí, que nadie espere que el Centro de Arte se vaya a convertir en una discoteca al uso. Precisamente, esta es una de las contradicciones que ha tratado de abordar la visita guiada. Según Àngel, “el museo por sus características y su idiosincrasia imposibilita el acercamiento a una discoteca. El museo está pensado como marco de conservación y exposición higiénica. Estos rasgos alejan la idea de discoteca y la relegan a su propio espacio con sus construcciones y su propia subjetividad. Al museo la fiesta solo puede entrar como imagen: fotografía, vídeo, documentación o performance”.

Esta sesión se enmarca dentro del programa de actividades de Bombas Gens Centre d’Art, que pretende desbordar e investigar los límites de una visita guiada y del propio espacio expositivo.

Temas relacionados:
También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu València serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Buscar

publi

Encuestas

¿Qué se necesita para revitalizar El Carmen?

Más comercios

Más licencias de pubs

Mayor rehabilitación de edificios

Más zonas verdes

Que se quede como está

VOTAR

VER RESULTADOS

Buscar en Viuvalencia.com

Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Todas las secciones