Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > TV
ENTREVISTA

"Que se enseñe historia con nuestros capítulos es un gran orgullo"

Juan Gea, actor valenciano de gran éxito y ejemplo de valentía en cuanto a lo de perseguir sus sueños se refiere, nos ha regalado grandes personajes en la televisión y el cine español con actuaciones en series y películas como "Velvet", "L'Alquería Blanca", "Hospital Valle Norte" y la mítica "El perro del hortelano" de Pilar Miró, cuenta cómo ha cambiado su vida desde que dejó su trabajo en un banco y apostó por su carrera de actor
2019-07-15
Juan Gea, actor de El Ministerio del Tiempo. / epda
Juan Gea, actor de El Ministerio del Tiempo. / epda

Qué te hizo decir sí a ti mismo y sí a lo que te propusieron?

Estando en la Caja de Ahorros de València, ya tenía un grupo de teatro, Teatre Obert, en València y comenzaba a trabajar en Els Teatres de la Generalitat, que era como en CDN, pero en València. Un día apareció por València y por mi vida Miguel Narros, uno de los mejores directores de España de los últimos tiempos. Fundaba El Teatro del Arte junto con Manuel Angel Conejero y me presenté a una prueba para una función que iban a producir, “Seis Personajes en busca de Autor”, y me seleccionó. A base de días de vacaciones, permisos sin sueldo y noches sin dormir, estuve seis meses entre València, gira y Madrid, combinando como podía con mi trabajo en el banco. Al acabar seguí con mi vida bancaria, pero al poco tiempo me llamó Miguel para ofrecerme un papel muy importante en El Rey Lear, acepté y al acabar en Madrid, tuve tres ofertas de trabajo… entonces es cuando tuve la sensación de que este era el tren que estaba pasando en ese momento y que si quería seguir con el teatro tenía que subirme a él… Y lo hice. En ese momento tenía a mi mujer, un hijo de seis meses y un piso recién comprado en València. Siempre tuve el apoyo para saltar. Dejé el banco y me trasladé a Madrid de la mano del mejor maestro que podía haber tenido y que me acompañó durante varios años de mi vida profesional, Miguel Narros. He trabajado con directores fantásticos, con los mejores, pero la base que llevo dentro a la hora de trabajar me la dió Miguel, al que todavía desde estas líneas, y como pequeño homenaje, le sigo abrazando.

¿Qué es lo que todavía llevas mal con la vida de actor?

No creo que lleve mal nada. Al principio una sensación de inseguridad tremenda. Pasar de un trabajo bien remunerado, con una seguridad de por vida, a la incertidumbre que tenemos siempre con este trabajo, me hacía soñar cosas como que me asomaba a un balcón y de pronto desaparecía el suelo bajo mis pies y cosas así. Mi consciente y mi inconsciente andaban un poco asustados. Con el tiempo me acostumbré a la seguridad de la inseguridad, como yo la defino, y ese miedo fue desapareciendo. Me convencí de que, trabajando duro, bien y honestamente, la cosa funcionaría. Cuando miro atrás y veo los años que han pasado con momentos buenos, malos los menos, y que aquí sigo sin perder la ilusión de lo que puede venir por delante, cuando pienso en retos todavía desconocidos, en lo maravilloso que puede ser la incertidumbre de la vida por venir, cuando pienso que El Teatro realmente me ha dado permiso y me ha hecho un hueco en él, creo que no me he equivocado, que todavía puedo vivir muchas vidas en esta. No, no lo llevo nada mal. La vida del actor es también la mía y acepto sus defectos y sus virtudes porque la quiero.Los “Ministéricos” tienen la cuarta temporada muy cerca

 ¿El “Ministerio del Tiempo” ha contribuido con la cultura y con la historia?

Cuando empezamos con “El Ministerio del Tiempo, la curiosidad de qué podía pasar con la serie era impresionante en todos los que nos encontramos ahí. Parecía una locura maravillosa que había que hacer. Recuerdo que con los compañeros comentábamos que, o nos la pegábamos o podía convertirse en una serie de culto, como ha ocurrido. Una serie tan distinta, que auna la ficcion, la historia, tantas cosas, con los efectos colaterales que tiene, por ejemplo que en los institutos se llegue a enseñar Historia de España con nuestros capítulos, que se hable de ella en las universidades, con la mega barbaridad de seguidores “Ministéricos” que tenemos ahora ya por todo el mundo, es un orgullo. Y sentir que sí, que hemos acercado más nuestra historia a la calle, a gente de todas las edades y de muchos paises, eso es también hacer CULTURA con mayúsculas. 

Respaldada por Netflix, ¿El futuro son las series?

No sé cuál es el futuro, nadie lo sabe, pero sí es cierto que las series están disfrutando de grandes cambios positivos en cuanto a temas, formas de hacer, que, en este aspecto, la televisión ha dejado de ser la hermana pequeña del cine. Y esto está empezando. Las plataformas están ayudando mucho a la producción y en dar a conocer al mundo el género, pero lo produce por encima de todo el cambio es la mentalidad de los creadores y de la misma gente que trabaja en el medio.

¿Para cuándo la podremos disfrutar?

Pues empezaremos a rodar la cuarta temporada a finales de octubre, así que, yo no tengo ni idea de la fecha en que se decida emitir, pero calculo que más o menos por marzo del 20.

Actualmente estás cosechando éxito tras éxito con “Por los Pelos” junto con grandes actores y actrices como Lola Moltó, Marta Chiner, Carles Castillo, Rafa Alarcón y Carles Montoliu en el Teatro Príncipe Gran Vía y anteriormente estuvisteis en València. ¿Cabe la posibilidad de volver otra vez a València?Porque el público se quedó con ganas de volver a verla.

Pues estaremos ahora en Madrid hasta el cuatro de agosto, saldremos de gira y hay proyecto de entrar en Valencia, en el Teatro Talía, a partir del 30 de octubre y durante todo el mes de noviembre, es una función que a medida que la hacemos va cogiendo más vuelo y hay “Por los Pelos” para rato.

¿Es un reto para ti la improvisación en “Por los Pelos” porque cada vez termina con un final diferente y además puede intervenir el público?

Es un reto absoluto. Nunca había hecho una cosa así. Si, en el teatro el público es el otro factor esencial, aquí más que nunca porque es el público el que hace la función, el que marca con sus intervenciones el camino por dónde debemos ir y cada día es distinto. Se abre el telón y es un salto al vacío. Hay un pequeño esqueleto teatral y a partir de ahí hay que estar con los cinco sentidos porque nunca sabes por dónde van a salir los espectadores (que aquí dejan de serlo para formar parte activa) ni por dónde vas a tener que salir tú. Una gozada.

 ¿Alguna anécdota en plena función siendo el Inspector Martín Serrano en la obra “Por los Pelos”?

Hace unos días una persona del público dijo que no entendía porque La Sra. De Boluda, la rica, iba a una peluquería tan cutre con el dinero que tenía. La que se montó fue de película, el dueño de la peluquería y la peluquera casi se lo comen, saltaron al patio de butacas y la que se montó fue tremenda. Ahí sí que tuvimos que intervenir como policías y casi tuvimos que pedir refuerzos.

¿La cultura es una inversión para una ciudad?

Absolutamente. La cultura es conocimiento,es uno de los factores que nos ayuda a evolucionar. Hay que mirarla como inversion en el crecimiento de las personas, pero en el terreno práctico, hay lugares, en Francia, por ejemplo, en Inglaterra, donde han entendido también la cultura como industria, se fomenta, se apoya como uno de los principales motores económicos y funciona. En España todavía y sobre todo en lo referente a espectáculos, Teatro, danza,cine,música… todavía da la impresión de que somos un grano molesto con el que hay que cumplir. En todas estas elecciones que llevamos, ni en las anteriores, he oido la palabra teatro, por ejemplo, ni he oido un plan real sobre cultura. Sí se les llena la boca de palabras grandilocuentes “La Cultura es patrimonio del país y hay que fomentarla” pero planes concretos, reales, no he oido ninguno. No creo que estemos mucho en la mente de nuestros políticos, es la impresión que dan.

¿Qué le pedirías al Ministerio de Cultura desde tu veteranía como actor? 

Compromiso real, no palabras grandilocuentes, que consulten de verdad a la gente que trabajamos pie en tierra en cada sector. Que sepan de verdad, de primera mano, de lo que hablan , que la Cultura no se trabaja desde lejos, desde un despacho, ni se soluciona con cuatro subvenciones. Somos miles de trabajadores los que dependemos muchas veces de decisiones tomadas sin un auténtico conocimiento. 

Temas relacionados:
También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu Val�ncia serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Buscar en Viuvalencia.com

publi

Buscar

Todas las secciones