Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Más noticias
LIBRERÍA BERLÍN

Sobreexpuestos y aturdidos

ALBERTO SENDRA 2013-03-04

El día 30 de enero el diario "El país" nos sorprendía con una más que tétrica foto de portada. Un grupo de cadáveres aparecían maniatados y con un tiro en la cabeza dispuestos en línea en la ribera de un negro canal en la ciudad de Alepo (Siria).

Era una imagen dantesca por su crudeza. Un escenario más propio de una novela de Roberto Bolaño que de la realidad.

A partir de la mencionada imagen, quisiera formular una pregunta. ¿Nuestra reacción frente a semejantes muestras de lesa humanidad, es hoy la misma que habría sido hace 30, 40, 50 años atrás? ¿O la sobreexposición a imágenes violentas e información propia de nuestra realidad cultural actual hace que nos hayamos tornado más insensibles a estas muestras repugnantes de odio?

En la década de los 40 del Siglo XX, los americanos ocupaban un amplio sector de la Alemania occidental, resultado de la derrota Nazi en la Segunda guerra mundial. Puso entonces el gobierno estadounidense un plan para desnazificar a los alemanes. Dentro de este programa, se proyectaron películas sobre la apertura y desalojo de los campos de concentración. Las personas a las que se les mostraba estas imágenes, en la mayor parte de los casos, prorrumpían en lloros y ataques de histeria, tornándose las más de las veces en un fenómeno colectivo.

Hoy esas imágenes las hemos visto miles de veces ya. Forman parte de nuestro acervo cultural, y no nos remueven ni una cuarta parte de lo que lo hacía a los alemanes sometidos a dicha tortura. No existe el fenómeno de la culpa directa, también es cierto. Pero la sobresaturación es un hecho real y estudiado. Ya no somos tan sensibles, y del mismo modo ocurre con la foto del canal sirio.

Tomando esta idea de la sobreexposición, trazo una analogía. ¿Y la crisis?. ¿No estamos también sobreexpuestos a ella?. Y ya no hablo de en nuestra realidad directa, sino en la televisión, prensa, radio, señales de humo y teletextos…

Muchos hablan de "cuando todo esto acabe". Yo también lo haré, pero dándole la vuelta al argumento: ¿y si todo esto acaba cuando nos hayamos insensibilizado?. ¿Cuando nos hayamos visto sometidos a tal bombardeo que ya lo hayamos naturalizado como parte de nuestro día a día?. Si puede pasar con fotos y vídeos de cadáveres de seres humanos asesinados cruelmente, ¿por qué no con esta situación de pauperización y robo manifiesto por parte de las oligarquías políticas y financieras?

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu Valéncia serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Buscar en Viuvalencia.com

publi

Buscar

Todas las secciones