Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Ciudad
CURIOSEANDO VLC

¿Quién construyó "La casa de los gatos" del Barrio del Carmen?

Es uno de los secretos mejor guardados de este diminuto edificio situado en el corazón del barrio y que cuenta con muchos más años de los que creemos.
SERGIO DELGADO 2016-02-07
Foto arteyartificios.blogspot.com
Foto arteyartificios.blogspot.com

Valencia está llena de sitios curiosos, lugares con encanto y sorpresas a pie de calle de los que, quizás, desconoces su historia. Posiblemente hayas pasado por ellos infinidad de veces y te has preguntando cuál es su historia. Uno de las más populares de la ciudad es "La casa de los gatos" del Barrio del Carmen. La puedes encontrar en la calle del Museo, a muy pocos metros de la Iglesia principal del barrio y del antiguo convento. Fotografiada en multitud de ocasiones es también lugar de peregrinación de turistas. Una mini casa en relieve que sobresale en una pared y que parece antiquísima. Pero, ¿cuál es su historia? ¿quién la creó? ¿sirve para algo?

La "gatera", que es otro nombre como se le conoce a esta pequeña obra de arte, es un original pasadizo de gatos (los vecinos más antiguos y clásicos de El Carmen) hacia el solar contiguo. Según las crónicas locales, tiene nada más ni nada menos que 112 años, aunque un ¿error? en su inscripción que indica el número MXCIV puede hacernos pensar que es milenaria, de 1094.

Este diminuto edificio tiene en su fachada el número 9 y está compuesto por dos alturas. La primera tiene unas ventanas con un pequeño balcón y la segunda, unas pequeñas ventanas con la imagen de una persona asomada, Charles Chaplin. Uno de los actores más míticos de la historia del cine pero que no debutó hasta 1914 con lo que, con toda probabilidad, fue incluido en "La casa de los gatos" a posteriori y aún hoy en día es el único vecino que, con permiso de los gatos, la "habita".

La entrada a la casa es un portón con tres escalones acompañados con una fuente a un lado. Y cuenta con una pequeñísima placa conmemorativa en valenciano donde podemos leer: "A la memoria de los cuatro gatos que quedaron en el Barrio del Carmen en el año 1904. Jamás se les oyó decir un `miau' más alto que otro". Lo dicho, todo un homenaje a estos clásicos vecinos del barrio. Su autor, no escatimó detalles a la hora de realizar esta fachada: una tapia junto la casa, cuna gran puerta imitando la entrada a un jardín y una jardinera.

Sin embargo, es muy poco conocida la ubicación original de la casa. Ya que "la gatera" nunca estuvo en el mismo lugar. De hecho, estuvo justo enfrente hasta la década de los 90 cuando el muro se iba a derrumbar para reformar el edificio y se trasladó enfrente. En la actualidad, su ubicación original lo ocupa una tienda de trajes de flamenco. Pero, ¿quién la construyó?

La firma en el mármol que la acompaña tiene un nombre, Yuste. Hay muy poca información de este artesano, sin embargo los datos que se conocen cuentan de él que era un escultor-cantero, que en su día estudió Artes y Oficios. Las crónicas de la época afirman que el hombre veía como los gatos accedían a su solar, que era su propio taller/granja, mediante un agujero. Y decidió ofrecerles una entrada "más digna" creándoles una puerta e incluso ese pequeño edificio como entrada a su casa.

Finalmente colocó esa inscripción, 1094 pero no como el año de su construcción sino como honor a una leyenda de la época del Cid Campeador y que afirmaba que los católicos pensaban que los gatos eran criaturas diabólicas, además de portadores de mala suerte. Tras la reconquista de Valencia, se decidió eliminarlos a todos y que no quedara uno solo en la ciudad. Tarea que, obviamente, fue imposible. El propietario del solar, Alfonso Yuste Navarro, decidió homenajearlos en su inscripción.

Una pequeña obra de arte que, pese a sufrir algún que otro acto vandálico a lo largo de la historia, sigue siendo uno de los lugares de obligada visita en Valencia. Y una muestra más de que el patrimonio artístico valenciano debe ser conservado y protegido en sus calles.

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu Valéncia serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Buscar en Viuvalencia.com

publi

Buscar

Todas las secciones