Cargando Eventos...

X Cerrar
Registro
Acceso
Buscador de eventos en Valencia

Fecha
Tipo de evento
Iniciar búsqueda eventos
X Cerrar
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, se utilizan para prestar o habilitar servicios o finalidades solicitados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí
Estás en: Portada > Ciudad
CURIOSEANDO VLC

¿Cuál fue la primera falla que se plantó en Valencia y cuándo?

Se plantó en el Barrio del Carmen. Su ingenio fue tal que causó sensación entre los vecinos, lo que le bastó para repetir al año siguiente. Y así, hasta nuestros días.
Sergio Delgado 2016-03-13
1ª foto de una falla de Valencia - Foto: Blog de Juan Soler
1ª foto de una falla de Valencia - Foto: Blog de Juan Soler

Mucha pólvora ha corrido ya por las calles de Valencia desde que se plantara la que está considerada por los historiadores como la primera falla que se plantó en la ciudad. Nos tenemos que remontar a mitad del 1800, concretamente al año 1849 para tener constancia de la primera falla que dio origen a nuestra fiesta más monumental. Hoy en día, alrededor de 350 fallas grandes y otras 350 fallas infantiles lucen por las calles desde el día de la plantá, el 15 de marzo, hasta la cremá en la noche del 19. Eso sin contar las fallas fuera de la provincia e incluso algún homenaje que nos realizan en el extranjero.

Es en este año cuando se plantan dos discretas fallas, concretamente en la Plaza del Carmen en pleno Barrio del Carmen y en la calle de Roteros, vía próxima a las Torres de Serranos. Según las crónicas locales, aquel año se juntaron una serie de trastos viejos de los vecinos de la zona y en lo alto de la montaña se colocaron dos ninots a modo de estrafalarios "espantapájaros". La falla de la Plaza del Carmen representaba 3 mujeres muy elegantemente vestidas y al lado un hombre que las crónicas describen como "un home no menys llepat qu´elles". En la segunda, dos niños caracterizados con arapos viejos de la época pero sin mucha más explicación.

Estas primeras "representaciones" se hicieron tremendamente populares en una sociedad como la valenciana tranquila y con cierto aire rural, que aplaudió sobremanera el ingenio y la espontaneidad que estos ninots ofrecían al barrio. El éxito fue tal, que sus precursores decidieron seguir con estos monumentos el año siguiente. Y el otro. Y el otro. En la década de los 50 del siglo XIX, los periódicos ya hacían criticas de estos monumentos espontáneos, del estilo "un labrador muy bien hecho" (Calle de San Narcis) o "un joven con un ramo de flores en una mano y un pajarito en la otra" (Calle de Gracia). En 1860, España entró en guerra en África y los monumentos se dedicaron a criticar a los moros de esta parte del continente vecino. Pero ya no solo con ninots, también empezaron a recrear un pequeño escenario que acompañaría a la crítica. De hecho, la falla de la Plaza de l'Almudi llegó a representar un campamento moro bombardeado por una escuadra española. Y es de este año, cuando empiezan a realizarse las primeras representaciones gráficas de las fallas.

Otro testimonio viene de la mano del El Diario Mercantil que en una crónica destacaba que "muchas hogueras que se plantaron este año, solo tres tenían la categoría suficiente para alcanzar el grado de fallas". Los niños empezaron a emular a los mayores. Y empezaron a recoger trastos viejos para tener ellos también sus propias fallas, alrededor de la década de los 70. Ya en la década de los 80 empezaron a construirse las fallas de un estilo más como las conocemos ahora. De más altura, diseño y envergadura empezando a nacer toda una industria que hoy sigue presente en la Ciudad Fallera de Benicalap como profesionalización del sector.

En 1889, se toma la que está considera como la primera fotografía de unas Fallas de Valencia, la Falla de la Calle Cabalazas. Y una última curiosidad, ¿por qué las Fallas se llaman así, Fallas? La palabra valenciana falla deriva del latín facula, que significa "antorcha". Una falla, primitivamente, era simplemente una antorcha utilizada para alumbrar. Sin embargo, también se encendían antorchas en momentos de alegría o fiesta, por lo que el significado festivo de la palabra ha estado presente en nuestras fiestas desde el principio.

También te podría interesar...
0 Comentarios en la noticia




Si quiere opinar introduzca su nombre, email y su opinion, finalmente pulse enviar. TODOS LOS CAMPOS SON OBLIGATORIOS

Nombre

Email

Debe introducir una dirección de correo válida (no aparecerá publicada)

Titulo para el comentario

Introduzca aquí su comentario

Condiciones de uso:
- El usuario se compromete respetar las normas éticas mínimas de convivencia y respeto hacia los demás.
- Todas las opiniones recibidas en Viu Valéncia serán supervisadas antes de la publicación de las mismas.
- Las opiniones podrán ser borradas (pero nunca modificadas) sin previo aviso.
- Cualquier intento de uso fraudulento del presente formulario será registrado y puesto en conocimiento de las autoridades competentes.

Acepto las normas de uso


Foros de debate

No hay foros activos

Pulse aquí para ver los foros abiertos

Buscar en Viuvalencia.com

publi

Buscar

Todas las secciones